Corrigiendo errores

Publicado: 18 febrero, 2013 en Estrategias

rusia0251

Los pescadores más veteranos cuentan con la ventaja de la experiencia para reconocer las zonas del río donde los salmones se sitúan dependiendo de las condiciones del agua. Los apostaderos de un salmón son diferentes a los de la trucha, algo que al principio  desconcierta a los pescadores de pintonas.

El salmón es una criatura caprichosa e inquieta que puede elegir una fuerte corriente donde demostrarnos  con sus saltos la energía que acumula, o preservar ésta siendo más  paciente en los pozos hasta el final de su duro y arriesgado recorrido hacia el desove.

Middle GaulaUn pool algo complejo y con algunas posturas definidas que los principiantes pueden pasar por alto.

Lo habitual es que el pez busque un lugar en el que asentarse a lo largo del pozo, desde donde se haya disipado la mayor fuerza de la corriente de la cabecera hasta el final de su cola. Algunos salmones se irán acercando a las cabeceras a medida que la temporada avanza y el nivel del río va descendiendo. Otros, más sensibles, pueden cambiar de postura al notar la más mínima fluctuación del caudal de agua.

Storen BridgeOtro profundo pozo de estructura convergente.

No descuides ni pises los apostaderos de los peces

Los bordes de las corrientes sobre las cascajeras no demasiado profundas son siempre puntos calientes donde fijar nuestra atención. No olvides que los salmones muerden mejor la mosca en aguas someras que en las más profundas.

Upper BridgeEn este pozo se aprecian amplias zonas de menor profundidad que a menudo se descuidan sin pescar.

Muy a menudo se crean algunos de esos deseables channels o canales en las superficiales graveras de sedimentos –conocidas como bars-, y donde los peces acostumbran a instalarse.

Lake PonchoPockets y channels son frecuentes en muchos ríos como en este ruso que nace en el Lake Poncho.

Estos hot spots pueden estar más cerca de las orillas de lo que algunos pescadores piensan. Vadear una zona caliente cercana a la orilla sin pescarla previamente con el cuidado y técnica necesarios, es un error muy frecuente.

Stora Upper CanyonLos salmones más grandes de este tramo del Upper Canyon del Stora Laxa acostumbran a parar totalmente pegados a la orilla pescable.

Un mal lance hace desperdiciar tiempo y capturas

Adecua el ángulo de tu lanzado a la situación como ya hemos tratado en artículos previos, pero procura –en una mayoría de condiciones- que la línea y el leader caigan estirados desde el primer momento cuando pescas con mosca sumergida. Si no lo haces, desperdiciarás una parte esencial del recorrido de la mosca hasta que ésta empiece a navegar de manera apropiada cuando la línea haya adquirido la tensión del empuje de la corriente.

Ese es un tiempo perdido de incitación y pesca efectiva, como el que se suele malgastar con los falsos lanzados innecesarios. Para alguien que como yo, no puede estar en el río tanto como quisiera, supone un notorio derroche. Evita pues los lances flojos no premeditados.

Cuando pescas con un hitch y pretendes lograr que la mosca marque una estela superficial uniforme y bien definida en la recogida, es aún más importante lograr un lance totalmente estirado.

Que no te lleve la corriente

Durante el swing de la mosca desde el inicio de su recorrido hasta el final de su deriva cerca de nuestra orilla,  puede ser conveniente alguna corrección de línea para negociar con los diferentes tiros de agua existentes.

EvjenCorrientes múltiples

Para acelerar la presentación en las zonas de agua más calmadas, levanta la punta de la caña, o bájala si quieres ralentizarla en las corrientes más rápidas. Conduce tú.

La mejor forma de espantar a un pez

Si un lance te ha salido mal y el terminal o el leader han caído arrugados, nunca arranques la línea enseguida para repetir el lanzado ya que alertarás o espantarás a los peces que haya debajo. Intenta arreglar ese deficiente lance tensando la línea lo antes que puedas.

Apura el swing

Si estás convencido de que la zona que pescas puede albergar algún pez, no saques la línea del agua antes de que quede totalmente estirada río abajo y paralela a la corriente.

Si no lo haces así, disminuirán tus posibilidades de pesca real al igual que con los tiempos muertos, mientras lanzas, cambias de línea o de mosca.

TourApurando el swing.

Aumentar el tiempo de pesca efectiva es también posible incrementando el ángulo de lanzado con respecto a la corriente. Si lanzas de forma más perpendicular con un ángulo cercano a los 90º, ampliarás el tiempo de deriva de la mosca. Por el contrario, si lanzas con el típico ángulo de 45º o aún menor, estarás acortando el espacio de barrido.

Debes conjugar el ángulo de lanzado con la velocidad de la corriente, en función de la profundidad y temperatura del agua, y teniendo siempre en cuenta la densidad de tu línea.

Lanzar más cruzado supone igualmente aumentar la velocidad de la mosca. Si haces esto en corrientes demasiado rápidas puede que la presentación no resulte atractiva para el pez y éste no se interese por el señuelo.

Jugando con las corrientesEs más fácil jugar con las corrientes desde una postura elevada.

Es difícil que un salmón no se aperciba de la mosca por muy rápido que esta pueda pasar sobre su postura. El que el pez logre morder el engaño puede depender de la velocidad de la mosca, y además de su estado de ánimo y de su precisión para interceptarla.

He visto bastantes picadas “fallidas”, y discutido con quien afirma que los salmones yerran claramente algunas mordidas. Yo opino que en la mayoría de los casos no es así, y que tampoco se producen rechazos selectivos como ocurre con las truchas, sino que este frívolo adversario juega intencionadamente con nuestras moscas con fines intimidatorios o incluso por mero entrenamiento.

Repítelo si te atreves

Cuando un pez ha subido a una mosca sin cogerla, tienes más posibilidades de que vuelva a subir y pique, que otro salmón cercano que aún no ha sido provocado.

Es un error habitual no tener en cuenta la longitud exacta de línea que estamos manejando cuando queremos volver a repetir el mismo lance sobre una subida fallida.

SergeiAzotando a un salmón.

No es fácil tener una percepción real de la distancia que nos separa. Generalmente siempre nos parece mayor y tendemos a lanzar más lejos, con lo cual el nuevo recorrido de la mosca habrá sobrepasado la situación del pez.

Aquí se echa de menos un curtido guía como los de los flats, cuando te avisan: ¡bonefish a las 10:30, setenta pies! 🙂

No obstante, si eres capaz de memorizar el punto exacto del suceso, y como yo, acostumbras a hacer marcas de referencia en el running de tus líneas, lo tendrás más fácil.

No hostigues las posturas

Antes de volver a lanzar sobre un salmón a continuación de un ataque frustrado, es imperativo esperar unos segundos a que vuelva a colocarse en su postura. Después de esto, si tus nervios no te permiten dar un poco más de tregua al pez y también concedértela a ti mismo, lanza enseguida, porque puedes tener éxito.

CascadaUna pequeña postura donde dar más de tres varadas seguidas no resulta productivo.

No todos los peces reaccionan de la misma manera al igual que no todos los pescadores actúan de igual modo. Hay quien prefiere esperar y quien es de caña inquieta. Si eres de estos últimos, ante todo no te empecines en seguir lanzando de forma acuciante sobre un pez que no ha respondido a unas cuantas presentaciones razonablemente bien hechas. Dale un tiempo prudencial y vuelve a intentarlo cambiando de moscas, líneas y táctica.

EsperandoEspera y vuelve a intentarlo cambiando de moscas, líneas y táctica.

Recuerdo a un pescador de un tramo aledaño en uno de esos ríos salmoneros de Islandia, que de rabia, acabó tirándole piedras de lava a un salmón al que le había lanzado doscientas veces con cuatro cañas distintas, diferentes líneas y varias cajas de moscas.  La pesca también resulta divertida cuando no pican. 🙂

Tómate un respiroNo todo van a ser peces.  Date una tregua. Y si estás en Rusia, aprovecha.

¿Clavar, o no clavar?

Algunos de mis alumnos me preguntan si conviene tirar de la caña inmediata y fuertemente para clavar al pez en cuanto ha picado, o si es preferible dejar que se clave él solo.

Yalutengu

Si estás haciendo riffling hitch o pescando con moscas secas en superficie, parece más consensuado y sensato esperar a clavar hasta estar seguro de que el salmón tiene la mosca en la boca. Y no todo el mundo posee el temple necesario para ello, sobretodo si antes se ha sido pescador de truchas con mosca.

En el escuálido unnamed pool del Stora Laxa, hay un pez que todavía se estará riendo de mi último lance; pero claro, el muy indino mordió a traición pillándome distraído 🙂

Pescando en cambio con mosca ahogada, invariablemente ha habido opiniones enfrentadas al respecto.

Los pescadores escandinavos suelen ser más propensos a dar un fuerte tirón en cuanto notan que el pez ha mordido y empieza a ejercer tensión en la línea. Entre ellos conozco también a quien sólo aplica una sutil presión al principio para reclavar enérgicamente unos instantes después cuando el salmón se ha dado la vuelta ya con el anzuelo en una posición apropiada para su mejor penetración.

Collage de clavadasEn las aguas lentas del Ponoi es recomendable ayudar al clavado con un pequeño tirón.

La tradición inglesa está quizá más extendida. Ésta desaconseja cualquier movimiento de clavado precipitado que no haría más que impedir que el pez pueda embocar la mosca suficientemente, propiciando así las posibilidades de que se acabe soltando.

Debes esperar lo necesario hasta notar una mayor y más uniforme tensión en la línea para que el salmón tenga la mosca bien metida en la boca y en buena posición antes de clavar.  Muchas  veces basta con que el pez en su movimiento o la propia corriente aumenten el efecto de dragado de la línea en el agua y así el anzuelo penetre lo suficiente, máxime con la nula elasticidad que tienen algunas líneas modernas.

Nicks PoolStrike en el Krivetz.

Hay quien prefiere regular el freno del carrete para que sea éste el que se ocupe de afianzar la captura.

clavar con el carreteClavar con el freno.

De todas formas conviene aplicar mayor presión en el tirón de la caña cuando usamos ganchos dobles o de gran tamaño, o si creemos que la mordida ha sido poco franca y la mosca pudiera haber quedado precariamente sujeta en el cartílago o en el hueso.

Buen anzueladoUn clavado a tiempo produce un buen anzuelado.

Según los anglos, es mejor aplicar poca presión demasiado tarde que mucha demasiado pronto. En cualquier caso, nunca se debe forzar al pez en su primara carrera.

…¿y cuánto debo esperar para clavar?…¡Ja!

Siguiendo con las tradiciones inglesas, algunos acostumbran a dejar colgando un bucle de línea más o menos largo entre el carrete y el punto de sujeción de la línea en la empuñadura superior. Al picar el salmón y liberar esta gaza, se supone que se retrasa el clavado lo suficiente como para que el pez quede bien sujeto.

Sujetando el runningGaza de retraso.

Pero quizá la costumbre más peculiar y representativa que dice marcar el “tiempo exacto” de espera necesaria antes de clavar un salmón una vez que éste ha tomado la mosca, es la de pronunciar la famosa frase inglesa de “God save the Queen”, o lo que es lo mismo; “Dios salve a la Reina”, en Román Paladino.

Si te decides por hacerlo en la lengua de Shakespeare, ten cuidado con la pronunciación, ya que si dices “shave” podrías tener un conflicto muy  británico 🙂 🙂

Hooked Queen

Anuncios

Los comentarios están cerrados.