Técnicas de pesca de salmón en verano

Publicado: 2 junio, 2011 en Estrategias

Esta es una táctica de provocación al pez que se utiliza principalmente con la temporada ya un poco avanzada. Al principio, cuando las aguas están excesivamente altas y frías, es entonces recomendable hacer correcciones de línea intentando ralentizar una larga deriva de la mosca. Para ríos en estiaje con aguas a elevada temperatura y muy bajo nivel, existen otras técnicas de provocación que se tratarán en otros artículos.

1. Lanza siempre lo más perpendicular posible a la corriente y ligeramente aguas abajo. Conviene primero leer el agua y pescar ajustando los lances en consecuencia, pero en general, la presentación más efectiva cuando estás pescando un amplio pozo, es lanzar totalmente cruzado hacia la orilla de enfrente y más o menos unos 20 grados aguas abajo con relación a la perpendicular de la corriente.

2. No hagas grandes correcciones mendings. Las delicadas correcciones para reposicionar línea no son necesarias. Si estás pescando un pool clásico de salmón, echa la puntera de la caña aguas abajo inmediatamente después de que la mosca caiga en el agua, y déjala derivar desde el primer momento a merced de la corriente.

3. Recoge mediante tirones stripping… …uno o dos metros de línea cuando ésta empieza a ralentizarse al final del recorrido de su deriva swing. Muévete un metro aguas abajo y deja derivar la mosca de nuevo hasta la orilla.

4. Mantén la línea tensa y siempre apuntando hacia la mosca. Al salmón le gustan las presentaciones rápidas y provocadoras de la mosca. En muchos tipos de aguas, esto lo puedes conseguir manteniendo la línea tan tensa y recta en dirección a la mosca como te sea posible. No te preocupes por la perfección. Sólo deja que la mosca derive haciendo el swing.

5. Nunca claves hasta que no hayas notado un firme tirón. Una clásica picada de salmón es algo parecido a esto: …Bum….Bum….pausa….Buuuum (profundo tirón). Espera a sentir el tirón profundo para clavar. No siempre tenemos seguridad de lo que está ocurriendo bajo el agua durante la picada, pero es un gran consejo intentar ser capaz de esperar a notar ese tirón definitivo. Por supuesto que si la línea empezara a salir de repente haciendo cantar a tu carrete, no debieras esperar a nada más.

6. Clava fuerte, con la caña baja y en dirección hacia tu orilla. Si empleas una perezosa elevación de la punta de la caña, no lograrás clavar al pez adecuadamente. Después de sentir ese tirón profundo del salmón, da tú también un fuerte y rápido tirón al talón de tu caña aguas abajo y hacia la orilla. Si los nudos de tus uniones están bien hechos, no tendrás problema de rotura. Clava fuerte y sin miedo.

7. No intentes parar la carrera de un salmón descolgándose. Particularmente en las primeras carreras, que son las más fuertes, deja correr al pez. Si está orientado de cabeza aguas abajo y tú le sujetas intentando detener su carrera, lo acabarás perdiendo por rotura del terminal. A menos que estés viendo que tu backing se acaba y no tienes otra elección, deja correr al salmón y trabaja duro y rápido para recuperar línea una vez haya parado. De hecho esta es la parte más divertida. Disfruta cada segundo.

8. Aprieta al pez en la lucha. Una vez clavado el salmón y después del alboroto de las primeras carreras, lucha sin tregua con él. Son peces fuertes, y si no les trabajas duro, ellos se pararán a descansar. Cuanto más larga sea la lucha, más tiempo tiene el anzuelo para irse aflojando y soltarse, y más riesgo de que el pez acabe peligrosamente exhausto. ¡Peléalo duro! Deberías estar recuperando el aliento después de ensalabrar cada plateado trofeo.

9. Camina hacia atrás para echarlo a tierra. Cuando la pelea ha llegado casi a su fin, y el pez está listo para ser orillado, la manera más fácil de acabar la batalla es a menudo mantener la tensión de la línea y caminar despacio hacia atrás hasta poner al pez en aguas poco profundas. Si la zona en que te encuentras no te permite recular por culpa de cualquier tipo de obstáculo, sé creativo y encuentra la mejor solución. 10. Y si quieres hacer fotos al pez, mantenlo cerca del agua. O mejor dentro de ella si es posible. Es mucho más fácil y mejor para el pez y para la apariencia de la instantánea.

Cesar García.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.